lunes, 8 de octubre de 2012

De viajero


Aunque me gusta conducir, también me gusta que me lleven. Es compatible, aunque hay gente que no puede, mi amigo Toño se giña si conduce otro.
Hoy, y después de hacer 500 kilómetros el fin de semana trabajando en el periódico, he tenido la suerte de que me llevara para hacer un reportaje, Pablo G Mancha.
Al viaje se ha apuntado un amigo y colaborador de Pablo en sus programas de toros, Gonzalo Ortigosa. Gonzalo es escultor, de eso hemos hablado poco, pero me he reído mucho porque es un tío divertido, no conocía esa faceta suya. Vaya, que está muy bien compartir el habitáculo del coche, no vas sólo y vas conociendo a la gente. Bien.

1 comentario:

Savage dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.